Las placas psoriásicas son comunes en los codos y las rodillas. Suelen ser placas simétricas que varían en tamaño y número y son particularmente comunes en las partes distales de las extremidades, especialmente en las espinillas y en el antebrazo. Cuando las placas de psoriasis aparecen en manos y/o pies, hablamos de psoriasis palmoplantar.

 

Lesiones en las palmas de las manos y/o las plantas de los pies (psoriasis palmoplantar)

En ocasiones, la psoriasis puede afectar tanto a las palmas de las manos como a las plantas de los pies. Este tipo de afección se llama psoriasis palmoplantar. Este tipo de psoriasis se caracteriza por una piel inflamada, engrosada y reseca que incluso a veces, puede agrietarse y causar dolor. En algunos casos, aparecen pústulas que se desprenden de forma natural.

La psoriasis palmoplantar suele tener un impacto muy negativo sobre la calidad de vida de la persona que lo padece puesto que por la localización de este tipo de lesiones pueden llegar a afectar notablemente en el día a día de la persona, provocando incluso en ocasiones, la invalidez del paciente.

Vivir mejor con psoriasis

Opciones de tratamiento de la Psoriasis

Información profesional

Canal de Youtube